IMG_7747W


Redactado por: Abderrahim Charhi // Fotos por: Kiko Vidal.


La espera se alargó, pero llegó el ansiado día en el que Piezas y Jayder presentaron Melancholia, en Murcia, su tierra natal. Se trata de lo nuevo del MC y DJ murcianos. Algo diferente a lo que nos tenían acostumbrados, pero que ha tenido una gran acogida entre los fans del género de las rimas. Melancholía es un disco en el que todas las partes encajan y en el que ninguna estrofa está de relleno. Un disco que no dejó indiferente a nadie y un proyecto que refleja la realidad vivida por el rapero murciano, y marcada por una cierta dosis de dureza y melancolía. Otras de las sensaciones que encontramos cuando le damos al play es una intensidad que preside los 15 temas. Un trabajo excepcional que ha servido para consolidar a los de Murcia Finest en la cumbre del rap español

El día estaba claro: 9 de abril. Un día marcado en rojo en el calendario de cintos de aficionados. El sitio, como casi siempre, era la sala Garaje Beat Club, que tuvo que colgar el cartel de sold out. Solo hacía falta pasar por la zona para ver las grandes colas de gente esperando a la apertura, que como estaba previsto, se produjo a las 22:00. Aunque la salida de los protagonistas al escenario fue más tarde. Esto favoreció al ritual que siguen los aficionados: entrar, ponerte el sello y volver a salir para seguir con el botellón o impregnarte del ambiente vibrante que suele reinar en este tipo de acontecimientos hasta que comience el espectáculo.

Este concierto era uno de los más esperados de la gira, ya no solo por la vuelta del hijo pródigo a Murcia, sino porque era la primera vez que los fans tenían la oportunidad de escuchar en directo a casi todas las voces que participan en el disco. Las únicas bajas fueron Titó de Falsalarma y Dheformer  por asuntos personales y Tote King porque aún continúa con la gira de su último trabajo, 78. Sin embargo, a falta de unos, vinieron otros. Legendario, Jotandjota y Trafik fueron los que completaron el cartel, y que junto a los que ya estaban anunciados, Santiuve, Miguel Campello, J Higgz, Alex Orellana, Aryon, Soge Culebra y Soriano, conformaron una lista de lujo.

IMG_7566W

Poco a poco iba llenándose la sala, la gente ya empezaba a pedirse sus copas mientras esperaba la actuación de los cabezas de cartel. No obstante, primero iban a presenciar el showcase de Big Buda & Crione. Estos no tenían una tarea fácil: abrir una larga noche llena de estrellas, pero cumplieron con creces, y no tardaron en llevarse el público al bolsillo.

La noche estaba llena de sorpresas y una de ellas fue la actuación de El Momo y el Gordo del Funk, los de Zaragoza hicieron votar a todos los que estaban en la sala con el anticipo de su nuevo disco, El don de escuchar. Con el primer micro de la noche, El Momo no defraudó, y con el Gordo en la mesa de mezclas, dio una lección de rap. Una dupla de mucha calidad que dejó el listón muy alto y que aprovecharon para anunciar la presentación oficial de su nuevo trabajo en Murcia el 4 de junio, en la Sala B.

IMG_7732W

Tras estas merecedoras actuaciones, el guión cambió de acto con la aparición de los actores principales. Comenzó una cuenta atrás de 2:10 minutos con la que saltaron al escenario los chicos de Murcia Finest, Piezas, Jayder y el de siempre, Soriano.

Era la presentación de Melancholía y no se podía comenzar de otra forma que no fuera la primera canción del disco. La intensidad de la que hablábamos antes empezó a recorrer los cuerpos de todos los allí presentes. La sala, llena a reventar, estaba entregada al de Espinardo. Tras la primera, Piezas no iba a bajar el listón y cantó su parte de Vampiros. El rapero murciano fluía con mucha destreza sobre una espectacular instrumental. Momento de frenesí, la noche no hizo nada más que empezar.

El ritmo no bajó en ninguno momento de la noche, a pesar de que Melancholía es un trabajo más lento y personal, las grandes expectativas puestas en el MC fueron más que superadas y ofreció un directo que no defraudó a nadie. Fue intercalando canciones nuevas como Barcelona Blubes, DisbalansMr Nobody, Machete o Huir o Morir con otros temas más antiguos como Holden Caulfield o Blanco y Negro, de su álbum Mal Ejemplo. Todas estas subrayadas  por la inimitable voz de su fiel acompañante, Soriano, que  regaló un par de canciones en solitario. Mientras tanto, Piezas le daba un sorbo a la cerveza a salud de toda la multitud que abarrotaba la sala, a la que aprovechaba en cada instante para darle las gracias por acompañarle en una noche tan especial.

IMG_7751W

El espectáculo no decaía. Había llegado el momento de los colaboradores. El primero en pisar el escenario de la Sala Garaje fue Santiuve. El alicantino no se quedó corto y supo hacer llegar sus melancólicos versos, lo que le sirvió para ganarse el arropo de los aficionados. Seguidamente se le unió Piezas para cantar Caminos de piedra. Genial obra que los dos artistas plasmaron milimétricamente. Derroche de flow en un enorme temón. Los siguientes iban a ser dos de la casa que no suelen fallar, Alex Orellana y Aryon. La calidad del rap regional estaba en buenas manos.

Seguía la reproducción de temas del nuevo trabajo, y la siguiente era una de las preferidas de Piezas y a la que tiene mucho cariño, Tirititratran. Con Jayder a los platos, regalaron a todos un temazo que recuerda al Hip Hop de los 90. Después tocaron Autodestrucción; una lírica arropada por una banda sonora muy acertada. Los siguientes en saltar al escenario fueron Jotandjota y Trafik.

El concierto seguía y llegó uno de los momentos más esperados del concierto: ver en directo al joven rapero murciano, Gabriel Gómez, mejor conocido como Soge Culebra. Tiene 16 años y viene pisando muy fuerte en el rap español. Antes de unirse a El Piezas, J Higgz y a El Momo para cantar Inside, con la que la sala vibró como nunca, le dio tiempo a cantar en solitario su último Mente Sucia: No queda nada de mí.

IMG_7793W

Con el público a favor, iba a entrar en escena Miguel Campello, una de las colaboraciones más especiales para Piezas y que fue recibido con un fuerte ruido. Junto cantaron  Peligrosa. Una canción preciosa que ganó aún más, si cabe, en directo.

El último en subirse al escenario fue Legendario. Tras 5 horas de viaje, fue recibido con un sonoro aplauso. El sevillano saltó con mucha energía y aprovecharon para cantar algo de Mal Ejemplo, la canción elegida fue Malicia, con la que la sala se vino abajo. Espectacular puesta en escena.

De repente, sin quererlo ni buscarlo, el concierto había llegado a su fin, pero la gente no quería irse sin escuchar la última. Se unieron todos los invitados para cantar otro de los himnos del de Espinardo, Un desencanto encantador. Todos se la sabían y respondieron levantando las manos y coreando al ritmo del MC. Mejor final imposible.

Al acabar, Piezas quiso rescatar un momento para que Jyader, uno de los artífices de que todo esto fuese posible, se llevara su merecida gran ovación.  Sin embargo, faltaba una de las sorpresas que albergaba la noche. Un regalo que no esperaba nadie: un freestyle de Piezas y Jotandjota, que improvisaron juntos y revivieron la final nacional de la Red Bull Batalla de los Gallos del 2007.

Deja un comentario