Redactado por: Concha R. // Fotos por: Eduardo Marso.


El pasado sábado 14 de febrero fue sin duda una fecha señalada en Murcia para todos los jóvenes amantes de la música reggae y dancehall, y es que ese día conocidísimo como el “día de los enamorados” (importante para muchos, irrelevante para otros cuantos) tuvimos una cita muy esperada con Green Valley, un grupo de gran reconocimiento en el panorama nacional en lo que a dicha música se refiere.

El día de los enamorados yo me enamoré de Green Valley, pero vayamos por partes:

El bolo tuvo lugar en la sala Garaje Beat Club de la avenida Mariano Rojas de Murcia, y se presentaba como el primer concierto que este grupo daría en la Región, seguido por una sesión a cargo de Chronic Sound y llevado a cabo por la ya conocida en la ciudad organización “Dancehall  Xplosion”. Todo ello recogido bajo el nombre “Night Love”.

La apertura de puertas se dio a las 10 de la noche, hora a la que ya se agolpaba una enorme masa de gente ansiosa de bailotear las canciones del grupo. Media hora más tarde ya habíamos conseguido entrar a trompicones dentro del habitáculo, pulsera en mano, a la espera del comienzo del espectáculo musical.

Hacia las 11 y media y entre los gritos expectantes del público comenzó a sonar la primera instrumental, los músicos de la banda habían aparecido en escena apuntando a cumplir todas nuestras expectativas. Ander, el cantante e imagen principal de la agrupación, esperó a comenzar la segunda canción para asaltar el escenario. La gente se volvía loca.

Eso te hace mal” y “Mi tesoro”, fueron las canciones elegidas para dar comienzo a la noche, acompañadas por los saltos y berreos de la gente del público. Ander presentó al grupo y procedió a abrir ya de forma definitiva lo que sería una noche cuanto menos interesante.

Creo que no podría marcar ninguna línea temática ni de estilo que guiase el concierto pues el repertorio constaba de una mezcla de canciones derivada de todos sus discos, así como colaboraciones y proyectos acústicos: “Love, love”, “Corren tiempos difíciles”, “Bailando al son del mar”, “El río de la vida”… los temas se sucedían sembrando esa semilla positiva de la que ellos mismos hablan, mezclando temáticas de concienciación social y de amor natural e ideológico. “Cuéntame”, “No vengas al barrio”, “Si no te tengo”, “El mensaje de la luz”, “Sueños”…

Y es que durante el concierto pudimos escuchar canciones actuales, lentas y sentidas como “Si no te tengo”, o remontarnos a los orígenes de la banda con “La santa planta”, canción que parecía adelantaba ya el final del show. Pero la gente pedía más y, consecuentemente, Green Valley nos dio más.

La banda apuró el tiempo al máximo tocando canciones como “Las estrellas” y poniendo final a la actuación con “María Marihuana”.

Ver Galeria de Fotos.

Deja un comentario