Hola b-boys y b-girls de Murcia soy Yakuzza, uno de entre los muchos mcees con talento que habitan esta preciosa ciudad que es Murcia. Este año preparando mi nueva gira con motivo de la publicación de mi último disco, La serpiente en la sombra del águila, me he sentido entristecido y decepcionado al comprobar la poca implicación que demuestran las salas de conciertos murcianas con nuestra cultura. La gran mayoría pedían alquileres desorbitados además de los beneficios que naturalmente obtienen de sus abrevaderos. Por no hablar de los ayuntamientos que, lejos de propiciar la promoción de grupos locales, optan por contratar conocidos grupos de pop de otras comunidades relegando al Hip-Hop a un segundo o, incluso me atrevería a decir, último plano. A veces me chocaba contra una negativa rotunda a realizar en el local cualquier tipo de evento relacionado con nuestro movimiento. Solo unas pocas salas, a las que creo debo nombrar en agradecimiento, como The Roots (12 y medio) o La Nave espacio joven, siguen apoyando a los grupos de la región y apostando por ellos. Aparte de todo esto he notado que las asociaciones culturales y juveniles, no sé muy bien si por el tremendo recorte en las subvenciones sufrido bajo el yugo del actual gobierno, o a la politización de los actos públicos con preferencias que claramente se inclinan hacia la derecha, cada vez se muestran más reacias a organizar eventos de Hip-Hop.

yakuzza_carta_final2

En un principio pensé que todo este rechazo podría deberse al poco respeto del que hacen gala por las instalaciones que acogen nuestros conciertos, sesiones, batallas de break-dance y exhibiciones de graffiti, algunos de los b-boys y b-girls de Murcia. Está claro que esta panda de energúmenos no hace ningún bien a nuestra comunidad y que estaríamos mejor sin ellos ya que parecen no entender que el Hip-Hop se basa en precisamente eso, el respeto. Pero luego tuve una revelación: la razón es la misma avaricia que mueve todo este sistema que nos oprime y acalla nuestras voces.

El Hip-Hop nació en las calles, hecho por pobres para la gente pobre. Por desgracia una cultura minoritaria en España, donde siempre triunfarán la pedantería y el empalague de la música Pop u otras para descerebrados como el Techno en sus muchas y tan similares vertientes. Nosotros jamás tendremos la asistencia de público que pueda tener cualquier grupo de las antes citadas, esto sumado a los altos alquileres que exigen las salas nos obliga a cobrar precios desmesurados por las entradas. Precios que muchos de nosotros no podemos permitirnos. El resultado; un local semivacío o semipleno, dependiendo del optimismo del grupo que actúe y el de los asistentes. Esto no solo nos perjudica a nosotros sino también a dichas salas ya que, si acomodaran un poco sus precios a nuestras posibilidades, tendrían una mayor asistencia y el beneficio obtenido de sus barras aumentaría notablemente. Con este panorama tan desolador el futuro del Hip-Hop se presenta turbio y convulso.

yakuzza_carta_2_bolo
Por eso b-boy y b-girl te digo: tu arte te cuesta esfuerzo, tiempo y trabajo y por ello debe ser remunerado, establece un caché realista y mantente firme y fiel a él. No digo que dejes de participar en actos benéficos o en jams que tú mismo o tus amistades organicen por pura diversión. Solo que cuando uno de esos promotores sin escrúpulos que hoy en día se jactan de organizar eventos con un coste nulo, despreciándonos a nosotros y a nuestra amada cultura, te ofrezca pagar por rapear tú contestes: ¡¡Ni de coña!! Asóciate con otros b-boys y b-girls que compartan tu forma de expresión y tus inquietudes para vivir y trabajar por y para el Hip-Hop. Tú puedes crear esas oportunidades que en esta región brillan por su ausencia.

Yo creo en ti. One love.

¿Quieres escribir tu artículo?

Estaremos encantados, ponte en contacto con nosotros en
contacto@hiphopmurcia.es

Deja un comentario